‘¿Las sufres en silencio?’. Hemorroides y cómo aliviarlas con própolis

‘¿Las sufres en silencio?’. Hemorroides y cómo aliviarlas con própolis

Es la más frecuente entre todas las patologías ano-rectales, es decir, aquellas que afectan al ano y el recto. Alrededor de la mitad de los adultos tendrán hemorroides

Como decía el anuncio aquel, ¿las sufres en silencio? Si es así, en este post encontrarás todo lo que hay que saber sobre este incómodo y en ocasiones doloroso trastorno: qué son las hemorroides o almorranas, sus causas, síntomas, cómo tratarlas con remedios caseros y otros consejos que pueden ayudarte en caso de padecerlas.

¿Qué son y por qué aparecen las hemorroides? 

Las hemorroides, comúnmente llamadas almorranas, son una inflamación de las venas del recto y el ano. Las hay de dos tipos: hemorroides internas, que se desarrollan dentro del recto, o hemorroides externas, que se forman bajo la piel alrededor del ano.

La causa de su aparición es a menudo el esfuerzo para evacuar el intestino, o sea, el esfuerzo durante las deposiciones (continencia de las heces), cuando se ejerce una excesiva presión en las venas de esta zona. Aunque también pueden deberse a otros factores, como:

  • La diarrea crónica y el estreñimiento.
  • El envejecimiento, por el debilitamiento de los tejidos de soporte —los que sostienen las venas— en el ano y el recto.
  • Embarazo, sobre todo en las últimas semanas, ya que el peso del bebé ejerce presión sobre la región anal.
  • Obesidad, por el aumento de la presión abdominal sobre el piso pélvico.
  • Factores hereditarios.
  • Factores nutricionales.
  • Abuso de laxantes.
  • Sentarse durante largos períodos en el inodoro.
  • Estar sentado o de pie durante mucho tiempo seguido.

¿Cuánto duran? Síntomas de las almorranas

El principal síntoma de las hemorroides o almorranas es el dolor anal y el sangrado del recto —se observa sangre en las heces, el papel higiénico o el inodoro después de defecar—. Asimismo, es común en las hemorroides internas el prolapso, una hemorroide que sale a través del orificio anal y que puede provocar dolor, incomodidad e irritación, así como picazón y bultos duros y sensibles cerca del ano. 

Estos síntomas suelen desaparecer en pocos días, normalmente de 2 a 7 días.

Se recomienda consultar con el médico si dichos signos persisten tras una semana de tratamiento en el hogar; a continuación veremos en qué consiste. O en caso de hemorragia rectal, pues pueden estar causándola otros trastornos como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, el cáncer anal o el colorrectal.

¿Qué ayuda a desinflamarlas? Tratamiento de las almorranas

Las almorranas complicadas pueden requerir un procedimiento médico o, en casos severos, cirugía. No obstante, el tratamiento habitual y con el que muchas personas obtienen alivio incluye remedios caseros como cremas para las hemorroides y otras cremas locales, supositorios para hemorroides de venta libre, baños tibios y cambios en el estilo de vida.

En cuanto a las primeras, cremas, pomadas o ungüentos, su uso tópico puede ayudar a aliviar el dolor leve, la hinchazón y la picazón de las hemorroides externas.

El propóleo es apreciado como ingrediente natural en estas cremas dérmicas por sus cualidades para tratar, entre otras, las afecciones inflamatorias y las hemorroides (fuente, fuente). Aplicada sobre la piel, esta resina recolectada por las abejas ejerce acción antiinflamatoria, cicatrizante, curativa y analgésica (calma el dolor).

El objetivo de esta investigación era comprobar la eficacia de la pomada con extracto de propóleo (que contiene el flavonoide galangina) para aliviar y suprimir las hemorroides internas de grado 1 y 2, cuyos síntomas son sangrado, prolapso, dolor y picazón. En el estudio, llevado a cabo en Croacia, participaron 46 personas de mediana edad de ambos sexos.

Se observaron mejoras significativas: después de tres meses de terapia, casi el 83 % de los pacientes (38 de los 46) no presentaban ninguno de los síntomas. ¿Conclusión? El ungüento con própolis «influyó eficazmente en todos los síntomas analizados de la enfermedad hemorroidal, ocupando así un lugar significativo dentro del tratamiento de las hemorroides».

El ungüento de própolis es una pomada indicada en todo tipo de problemas cutáneos, incluidas las hemorroides. Además de própolis puro, contiene otros ingredientes naturales (cera de abeja, aceites de oliva y de almendras y aceite esencial de ylang ylang) que ayudan asimismo a reducir la inflamación y reparar el tejido.

También la miel, por sus efectos emolientes (ablanda durezas e inflamaciones) y calmantes, se ha incluido en tratamientos contra las almorranas

Más propiedades y beneficios de la miel de abejas aquí.

Otras recomendaciones para tratar y prevenir las hemorroides…

  • Mantener una buena higiene anal.
  • Evitar rascar o frotar las almorranas para no lastimarlas y prevenir infecciones.
  • Consumir alimentos con fibra (dieta rica en verduras y fruta).
  • Tomar suplementos de fibra o un ablandador de heces.
  • Beber suficiente agua a diario.
  • Evitar esfuerzos excesivos al defecar.
  • Disminuir el tiempo de defecación (no estar sentado/a en el inodoro durante demasiado tiempo).
  • Darse baños calientes varias veces al día para aliviar el dolor.
  • Evitar el sedentarismo; caminar y hacer ejercicio con el fin de mejorar la circulación general.
  • (Relacionado con lo anterior) Evitar el sobrepeso y la obesidad.

Por Elisabeth Lahoz

El Ungüento de própolis puede ayudarte en caso de sufrir hemorroides o almorranas, al:

  • reducir la inflamación o hinchazón;
  • aliviar el dolor y el picor; 
  • reducir el escozor, y
  • reparar el tejido.
5/5 (1 Review)

Deja una respuesta