Eccema dishidrótico: Qué es, por qué aparece y cómo tratarlo

Eccema dishidrótico: Qué es, por qué aparece y cómo tratarlo

El término al que alude esta afección, queiroponfólix, procede del griego y significa «mano» y «burbuja», en alusión a las pequeñas vesículas que aparecen en la piel de los dedos*. La que suscribe estas palabras lo padece desde hace años, localizado en un dedo de la mano y normalmente acompañado de bastante picor, descamación y fisuras un tanto dolorosas.

En mi caso viene y va cada cierto tiempo y no es grave, si bien me consta que en algunas personas el eccema puede ser mucho más severo y doloroso. En este artículo averiguarás qué es el eccema dishidrótico y por qué aparece, causas, síntomas y los tratamientos que existen. Por último, te cuento lo que a mí me ha funcionado más algunos consejos para mejorar o aliviar los brotes.

*Véase imagen en Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Eccema_dishidr%C3%B3tico.

Eccema dishidrótico: ¿qué es? Causas

El eccema (o eczema) dishidrótico, también llamado dishidrosis o pomfólix es una enfermedad inflamatoria, vesicular, de la piel relativamente frecuente. Una afección dermatológica crónica y recidivante —desaparece por períodos de tiempo prolongados y reaparece en brotes anuales que duran 3-4 semanas— que afecta a las manos y los pies, especialmente a los laterales de los dedos y la palma de las manos (referencia).

Su causa no es del todo conocida. Dado que suele reaparecer en los meses más calurosos, primavera y verano, durante mucho tiempo se supuso que estaba relacionado con un trastorno de la sudoración; de ahí el término dishidrosis. Hoy se cree que puede estar vinculado con alguna función inmunológica alterada de la piel, una sensibilización o alergia de contacto a medicamentos, sustancias como perfumes o el níquel.

NOTA: el níquel es un metal incluido en las monedas, disuelto en el agua o contenido en alimentos como col, judías, cebollas, maíz, espinacas, tomates, guisantes, cacahuetes, pasas, té, cacao, arenques y conservas en lata.

El ED de las manos suele estar relacionado con un alérgeno presente en el entorno y el de los pies, con alguno presente en el calzado. También se ha propuesto el estrés como desencadenante de brotes del eccema, y curiosamente se han descrito cinco casos de pomfólix fotoinducido, es decir, desencadenado por la luz solar (informe).

Síntomas del ED

Los síntomas habituales del eccema dishidrótico son:

  • Pequeñas vesículas (burbujas) palmoplantares, de 0.5-2 mm de diámetro, distribuidas simétricamente. En casos severos, vesículas de gran tamaño, ampollas y erosiones.
  • Prurito (picor) y sensación de quemazón.
  • Cuando las vesículas remiten, descamación, fisuras dolorosas y muda de la piel.
  • Puede darse una sobreinfección secundaria por bacterias, lo que hace que el eccema empeore y se formen vesículas eritematosas y pústulas.

¿Cómo se trata el eccema dishidrótico?

El eccema dishidrótico es a menudo difícil de manejar o tratar, y los tratamientos establecidos, tanto tópicos como sistémicos, son limitados en eficacia y prevención de recaídas. Entre las opciones de tratamiento actuales se encuentran (revisión, revisión, revisión, revisión):

Tratamientos tópicos:

  • Bálsamo de óxido de zinc.
  • Gel de bexaroteno.
  • Inhibidores de la enzima calcineurina.
  • Permanganato potásico o soluciónde Burow en casos agudos con gran vesiculación.
  • Corticosteroides tópicos.
  • Inyección intradérmica de toxina botulínica.

Tratamientos sistémicos (en casos avanzados):

  • Alitretinoína (retinoide).
  • Inhibidores de leucotrienos e inhibidores de la enzima fosfodiesterasa 4 (PDE4), fármacos orales antiinflamatorios.
  • Anticuerpos monoclonales.
  • Corticosteroides sistémicos.

Otras terapias para el pomfólix: antihistamínicos orales para aliviar el prurito, antibióticosorales en caso de sobreinfección, fototerapia tópica y sistémica e irradiación con dosis altas de UVA-1.

Actualmente existe un interés generalizado en los productos farmacéuticos a base de plantas como tratamientos o terapias menos invasivos.

crema de manos y pies de própolis

«Lo que a mí me funciona»: productos naturales

Lo que a mí realmente me ha funcionado y ha logrado reducir los brotes es evitar el contacto directo de las manos con productos químicos que contengan ingredientes agresivos, tanto de limpieza —pinturas, tintes, disolventes, detergentes, etcétera— como de higiene y cosmética. Y si he de utilizarlos, lo hago siempre con guantes.

Para mi higiene diaria uso jabones suaves, sin perfume ni conservantes. En general, los jabones en pastilla tienen menos conservantes que los jabones líquidos (en gel). Tanto para la ducha como para lavarme las manos utilizo el jabón de própolis ecológico Propol-mel; si lo prefieres puedes usar gel de baño natural.

Cuando se manifieste un nuevo brote, aplica ungüento de própolis a modo de pomada para aliviar el prurito y favorecer la cicatrización de las fisuras. Como antibiótico natural, el própolis te ayudará además a prevenir posibles sobreinfecciones bacterianas.

Otros consejos para la dishidrosis…*

  • En alérgicos al níquel, evitar el contacto con este metal y con los alimentos que lo contienen.
  • Evitar en lo posible el contacto directo de las manos con pieles de vegetales y frutas, especialmente frutas ácidas.
  • No rascar para no perpetuar el eccema y favorecer la sobreinfección.
  • Cuando haya descamación, aplicar crema hidratante generosa y repetidamente. Emplea una fórmula natural como la crema de manos y pies de própolis.
  • Usar agua fría o tibia (no caliente).
  • Utilizar agua corriente mejor que sumergir las manos.
  • Disminuir la exposición al agua a menos de 15 minutos cada vez.
  • Secar bien las manos, especialmente entre los dedos.
  • Si el eccema afecta a los pies, usar calcetines de algodón y zapatos con suela de piel; el calzado fabricado con materiales sintéticos promueve la sudoración.
  • Cambiar calcetines y zapatos con mayor frecuencia para que el sudor se evapore.

*Más consejos en «Dishidrosis», revista Farmacia Profesional, Servicio de Dermatología del Hospital Santa Creu i Sant Pau, Barcelona. Enlace.

Los productos de higiene y cosmética Propol-mel están elaborados con ingredientes 100 % naturales, libres de detergentes, perfumes, conservantes artificiales u otras sustancias que puedan desencadenar o agravar el eccema dishidrótico.

Los encontrarás todos en la Sección de cosmética natural de nuestra web.

5/5 (2 Reviews)

Deja una respuesta