Propóleo para la tos, en adultos y niños

Propóleo para la tos, en adultos y niños

Se trata de uno de los síntomas más comunes de consulta a los servicios médicos, sobre todo en los niños. La tos es un mecanismo reflejo o involuntario que protege pulmones y vías respiratorias, pero también una causa de molestia e incluso un factor potencialmente dañino cuando es excesiva y no tiene ninguna utilidad.

Además de averiguar por qué se produce o cómo se manifiesta, en este artículo encontrarás remedios naturales sencillos pero efectivos y consejos prácticos para calmar la tos, tanto en los adultos como en los más pequeños.

La tos: ¿beneficiosa o perjudicial?

Algo en apariencia tan simple como la tos es, en realidad, un mecanismo bastante complejo. Se trata de una contracción espasmódica repentina de la cavidad torácica que libera aire de los pulmones de forma violenta, mediante una exhalación brusca, produciendo un sonido característico.

En otras palabras, es un mecanismo reflejo —aunque puede iniciarse de forma voluntaria— que en situaciones normales tiene un efecto protector. Por un lado, permite mantener la función de intercambio gaseoso (hematosis) entre el exterior y la sangre, evitando que aspiremos cuerpos extraños, y, por otro, libera las vías aéreas de secreciones o partículas (referencia, referencia).

Pero la tos es también un medio de propagación de infecciones del tracto respiratorio como la gripe, la tuberculosis o la tos ferina (enfermedad contagiosa provocada por la bacteria Bordetella pertussis). Asimismo, es un síntoma característico de la rinosinusitis, el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). En todos estos casos, la tos puede llegar a ser excesiva y dañina, empeorando la calidad de vida de la persona que la sufre.

Tos hay más que una

Existen muchos tipos de tos. Entre otras están la tos seca, con la que únicamente expulsamos aire, o aquella con la que se expulsa esputo/flemas (productiva) o vómito (emetizante); la tos aguda, subaguda o crónica, atendiendo a su duración; la llamada tos de esfuerzo, con la que expelemos trozos de alimentos mal ingeridos, o la tos nocturna, que se da principalmente por las noches.

Otro modo de clasificar este mecanismo involuntario de nuestro organismo es en función de cómo se presenta. Así, tenemos la tos sibilante, con la que emitimos silbidos o ruidos respiratorios agudos; la tos espasmódica, con espasmos, y los golpes de tos (convulsiva).

El propóleo (solo o en compañía) como remedio natural para la tos

El propóleo es el mejor protector natural para los primeros síntomas de la gripe y el resfriado común, síntomas como la tos. Es antibacteriano y antiviral, contribuyendo a disminuir la carga microbiana en las vías respiratorias, y tiene propiedades antiinflamatorias. También ha demostrado reducir los síntomas de la alergia (artículo); en caso de tos asmática, por asma (alérgica o bronquial), rinitis alérgica u otras enfermedades alérgicas, el própolis actúa como una barrera protectora contra los factores ambientales causales de la enfermedad.

productos propóleo para la tos

La miel es, asimismo, muy útil para calmar la tos. Al igual que el propóleo, este otro producto de la colmena tiene cualidades antimicrobianas, antiinflamatorias y expectorantes, resultando incluso más efectiva en los niños que algunos medicamentos antitusivos (artículo); así lo corroboran diversos estudios (revisión, revisión, estudio, estudio, estudio). No en vano, la miel se recomienda para tratar o mejorar el asma, la bronquitis y otras enfermedades respiratorias.

Y juntos, miel+própolis, resultan aún más eficaces (estudio). La miel fluidifica la mucosidad y lubrica la garganta, lo que unido a la poderosa acción antibacteriana del propóleo hacen de la miel con propóleos un producto sumamente útil para combatir la tos y otros síntomas de gripes, resfriados, asma o bronquitis. En el siguiente post te dábamos más detalles sobre esta «fructífera unión».

Consejos para calmar la tos en adultos y niños

A continuación te transmitimos algunos consejos para aliviar la tos, la tos con mocos y la tos seca. Además de ¡dejar de fumar!, te ayudará:

  • El jarabe de própolis y miel, que fluidifica la mucosidad, ayuda a expectorar, suaviza la garganta y mitiga la tos. Una cucharada grande (15 ml) tres veces al día.
  • La miel con propóleo, que puedes elaborar en el mismo momento de tomarla mezclando una cucharada de miel con 4-6 gotas de tintura de própolis. Añádela a tu té o infusión.
  • Chupar varios caramelos balsámicos de própolis al día. Con estevia y limón, sin azúcar y sin gluten, los caramelos de propóleo resultan muy eficaces para calmar la tos.
  • El spray de própolis, con miel y aceites esenciales de limón, eucalipto y romero. La combinación spray+caramelos es excelente para la tos y la afonía.

En niños:

  • El jarabe de própolis y miel, indicado también para los peques. Una cucharada pequeña (10 ml) tres veces/día.
  • Poner una cucharadita de miel en un recipiente, añadir 2-3 gotas de tintura, mezclar todo y dar al niño/a.

Nota: el jarabe o la miel con própolis son mejores para la tos con mocos, mientras el spray es ideal para la tos seca.

Los productos de Alimentación Propol-mel están elaborados con propóleo, miel y otra serie de ingredientes, todos ellos naturales.

El Pack Ahorro garganta incluye jarabe, tintura, caramelos y spray de própolis. Consulta aquí todos nuestros Packs Ahorro.

4.5/5 (10 Reviews)

Deja una respuesta