Gingivitis y problemas en las encías. Cómo combatirlos de forma natural

Gingivitis y problemas en las encías. Cómo combatirlos de forma natural

En un post anterior del blog vimos los beneficios del propóleo para los dientes. Uno de ellos era la prevención de la gingivitis, una enfermedad bastante común debida generalmente a la acumulación de placa bacteriana y que causa inflamación y sangrado de las encías.

Si tú también la sufres, te contamos en qué consiste, a qué se debe y cómo detectarla. Veremos, además, por qué es importante frenar la gingivitis para evitar que avance hacia condiciones más graves donde se da incluso pérdida de dientes.

La enfermedad de las encías: gingivitis y periodontitis

La enfermedad periodontal (EP) es la enfermedad que afecta a las encías, las mucosas fibrosas de color rosa pálido que rodean, protegen y ayudan a sujetar los dientes, así como al hueso y demás tejidos de soporte. En definitiva, es la enfermedad que afecta al periodonto. Las principales EP son la gingivitis, de la que hablamos aquí, una infección e inflamación de las encías por la acumulación de placa dental o placa bacteriana, y la periodontitis, una gingivitis avanzada que puede provocar la pérdida de los dientes afectados.

La gingivitis es la primera etapa de la inflamación de la encía. En ella el daño es aún reversible, ya que el hueso y el tejido conectivo no se han visto todavía afectados. 

Ponerle freno es, pues, importante para que la enfermedad no evolucione a un estado crónico con, entre otras cosas, movilidad de los dientes o sangrado excesivo y espontáneo. O hacia condiciones más graves: periodontitis o periodontitis avanzada, en las que hueso y tejido conectivo son dañados o destruidos de forma irreversible y que derivan en pérdida de piezas dentales.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que esta EP grave se produce en el 15-20 % de los adultos de mediana edad (35 a 44 años). 

Síntomas que ‘alertan’ de gingivitis

Puedes estar sufriendo gingivitis y/o problemas en las encías si observas alguno (o varios) de estos síntomas en las mismas:

  • Enrojecimiento e inflamación.
  • Sensibilidad.
  • Sangrado al cepillarte los dientes.
  • Retracción (la encía se retrae progresivamente, dejando al descubierto la raíz del diente).
  • Halitosis (mal aliento u olor bucal desagradable), causada por las bacterias.

Si bien existen varios tipos de gingivitis (inducida por placa dental, de origen bacteriano específico, de origen viral, fúngico o de origen genético), todas se manifiestan de manera similar, con los mismos signos clínicos anteriores. Con una excepción: la gingivitis ulcerosa necrosante aguda (GUNA).

También conocida como angina de Vincent o boca de trinchera, debido a que era muy frecuente entre los soldados de la Primera Guerra Mundial, la GUNA es un tipo de gingivitis especialmente destructiva. Los pacientes con este trastorno presentan tejido ulceroso y necrótico, aliento muy desagradable, hemorragias espontáneas graves y fiebre, entre otros síntomas.

Dentifrico PropolMel propolis natural

¿Puede el propóleo ayudar a prevenir la gingivitis?

Debido a su acción antimicrobiana y antiinflamatoria, el propóleo reduce la acumulación de placa bacteriana (efecto antiplaca) y previene la gingivitis (revisión reciente, revisión).

En un estudio, el enjuague bucal con propóleo redujo la placa supragingival (placa ubicada en las superficies de los dientes) en un 44,7 %. En este, a 25 personas de entre 18 y 60 años se les indicó que se enjuagaran con 10 ml de enjuague bucal con própolis verde brasileño durante 1 minuto dos veces al día (por la mañana y por la noche) después de cepillarse los dientes. ¿Resultado? Hubo una reducción significativa de la placa (24 %) y la gingivitis (40 %) tras 45 días de tratamiento.

El enjuague bucal con propóleo ha demostrado ser incluso tan eficaz para reducir la acumulación de placa como el enjuague bucal con clorhexidina (CHX). La CHX se utiliza como ingrediente en enjuagues bucales comerciales por sus propiedades antimicrobianas y su eficacia para reducir la placa dental, sin embargo, no se recomienda su uso prolongado debido a su toxicidad (ver aquí).

Los resultados de esta otra investigación mostraron la efectividad del dentífrico y el gel con própolis en ambos grupos de pacientes adultos: (grupo I) sin problemas aparentes en el periodonto y (grupo II) con falta de adecuada higiene bucal y riesgo de gingivitis causada por placa dental. 

La pasta de dientes con própolis disminuye la placa y la gingivitis también en pacientes con ortodoncias (estudio con própolis de Brasil, estudio).

Otros consejos para combatir la gingivitis…

Una de las medidas más importantes para tratar y prevenir tanto la gingivitis en particular como la EP en general es mantener una buena higiene bucal

Para que esta sea completa y realmente eficaz, sigue estos tres pasos: 

  1. Cepilla regularmente los dientes utilizando un cepillo suave, o cepillo quirúrgico si tienes las encías sensibles, y un dentífrico natural.
  1. Usa hilo dental para eliminar los restos de comida. 
  1. Usa un enjuague bucal natural. Para asegurarte de que lo sea —natural— y no contenga ingredientes potencialmente tóxicos como la CHX, elabóralo tú mismo/a añadiendo a un vaso de agua unas gotitas de tintura de própolis o tintura de própolis verde de Brasil. Utilízalo a modo de elixir después del cepillado; enjuaga durante aprox. 1 minuto.

Por Elisabeth Lahoz

Combate la gingivitis y mejora tu salud bucodental con própolis 100 % natural y otros productos derivados.

5/5 (1 Review)

Deja una respuesta