Caramelos con miel y jengibre. Deliciosos y ¡sin azúcar añadida!

Caramelos con miel y jengibre. Deliciosos y ¡sin azúcar añadida!

Hace un tiempo hablamos de los caramelos (aquí), esos preparados dulces a base de azúcar y diferentes sabores; a fruta, como fresa o naranja, o hierbas como la menta. Y en esta ocasión queremos hablaros de unos muy especiales: los nuevos caramelos con miel de abeja y jengibre libres de azúcar, ya disponibles en nuestra tienda online. 

Porque nos sentimos orgullosos de fabricar unos caramelos artesanos más saludables; riquísimos y a la vez con interesantes propiedades y beneficios para tu salud. ¿Qué más se les puede pedir? 😉

Miel de abeja y jengibre, la combinación ‘infalible’

Nuestros caramelos contienen dos ingredientes principales:

  • La miel, un fluido viscoso y dulce que las abejas producen a partir del néctar de las flores y secreciones de plantas. 

Es fuente de proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y flavonoides, entre muchos otros compuestos potencialmente beneficiosos para la salud.

  • Y el jengibre (Zingiber officinale), una planta originaria de Asia cuyo tallo subterráneo es un rizoma que crece horizontalmente emitiendo brotes y raíces. 

Muy apreciado por su aroma, sabor y propiedades, este rizoma se utiliza como especia e ingrediente del popular pan de jengibre, galletas o caramelos como los de Propol-mel.

Miel y jengibre propolmel

Beneficios de unir miel y jengibre en un caramelo

Los caramelos con miel de abeja y jengibre están recomendados para:

  • Evitar el mal aliento. Llévalos siempre a mano y toma varios al día; te ayudarán a mantener fresco el aparato bucal.
  • Tratar y prevenir la afonía. Como vimos en este otro artículo del blog, la pérdida parcial o total de la voz suele producirse como consecuencia de infecciones, inflamación, edemas o enfermedades respiratorias (resfriado, gripe, rinitis). 

Tanto la miel como el jengibre tienen actividad antimicrobiana contra algunos de los patógenos —bacterias y virus— responsables de estas afecciones. Esto, unido a sus propiedades antiinflamatorias, curativas e inmunoestimulantes, los convierte en sustancias naturales muy útiles para prevenir y mejorar problemas en las vías respiratorias que puedan conducir a afonía.

Gracias a su espesor, esta fluidifica y lubrica la garganta a su paso, proporcionando alivio en caso de dolor de garganta.

  • La tos y mucosidad. La mezcla de miel y jengibre es un excelente expectorante; ayuda a calmar la tos y disminuir la secreción nasal. También en casos de bronquitis o asma.
  • Las llaguitas. Por sus propiedades antisépticas, la miel de abejas favorece la curación y cicatrización de aftas bucales o pequeñas heridas en la boca causadas por ortodoncias.

Además, nuestros caramelos naturales tienen propiedades laxantes. El jengibre ha demostrado mejorar las digestiones (estudio), estimular las contracciones gástricas (motilidad) y acelerar el vaciado gástrico (ensayo controlado).

Caramelos de miel y jengibre sin azúcar

¿Por qué ‘sin azúcar’?

La inmensa mayoría de los caramelos comerciales tienen un alto porcentaje de azúcar, relacionada con caries dental, obesidad, enfermedad cardiovascular (revisión y metanálisis aquí, estudio) y diabetes tipo 2 (estudio).

En cambio, los caramelos de miel y jengibre no contienen azúcar añadida, por lo que no dañan la dentadura o generan caries ni disparan la insulina. Tampoco contienen gluten. Carecen, por tanto, de los problemas nutricionales derivados de estos dos controvertidos componentes. Son más saludables y aptos para diabéticos o personas con intolerancia al gluten.

Y no solo son «aptos para diabéticos», la miel de las abejas ha mostrado destacados beneficios en personas diabéticas (ensayo clínico). Al igual que el jengibre, que ayuda a regular la glucosa. Esta especia reduce los niveles de azúcar en sangre de modo equivalente a ciertos medicamentos y disminuye, pues, el riesgo de algunas complicaciones crónicas de la enfermedad (artículo, estudio, ensayo).

Miel y jengibre son considerados agentes antibiabéticos (revisión, ensayo clínico). 

Entonces, ¿cómo se endulzan los caramelos de miel y jengibre?

Con endulzantes naturales.

Además de la miel, empleamos jarabe de maltitol y glucósidos de esteviol

El primero es un edulcorante empleado como sustituto natural del azúcar, con el 75 a 90 % de su poder endulzante; el único válido para hacer caramelos que es certificado ecológico. Es apto para diabéticos y no se metaboliza por las bacterias de la boca, por lo que no produce caries dental. 

Los segundos son extractos naturales activos contenidos en la estevia (stevia). La estevia es un edulcorante utilizado asimismo como sustituto del azúcar, con múltiples propiedades y beneficios para la salud. Entre ellos, también puede ayudar a regular la glucosa (revisión, estudio, estudio). 

Escrito por Elisabeth Lahoz

Nuestros Caramelos con miel y jengibre son un producto totalmente natural, sin azúcar añadida, sin gluten, sin alérgenos ni colorantes y libres de OMG*.

Dulces artesanos elaborados con miel de abeja 100 % española. Deliciosos y refrescantes, ¡pruébalos y disfruta de endulzarte sano! 

Y prueba también nuestros Caramelos de própolis sin azúcar en bolsa pequeña (75 gramos) o formato 500 g.

*OMG: Organismos modificados genéticamente.

5/5 (2 Reviews)

Deja una respuesta