¿Cómo proteger tu piel del sol de forma natural?

¿Cómo proteger tu piel del sol de forma natural?

En el blog hemos hablado ya del propóleo como antioxidante contra el envejecimiento y las enfermedades degenerativas o asociadas a la edad (puedes leer o releer el post aquí). Y ahora que nos encontramos en plena temporada estival, queremos hablarte del papel de esta sustancia de las abejas como antioxidante específicamente de la piel y fotoprotector natural.

Usados de manera habitual, los protectores solares convencionales pueden ocasionar problemas; sus ingredientes sintéticos se acumulan en el organismo y tienen efectos perjudiciales. En cambio, ¿sabías que algunos compuestos naturales como el própolis ayudan a proteger tu piel de la radiación solar sin efectos secundarios? Te lo contamos con estudios y ejemplos.

Protegiéndonos del sol

Aunque exponernos a su luz tiene indudables beneficios para la salud, como bien sabemos, el sol en exceso puede acarrear problemas. La sobreexposición de la piel humana a los rayos ultravioleta (UV) puede provocar eritema, quemaduras solares, edema (acumulación de líquido e inflamación), hiperpigmentación (manchas en la piel), fotoenvejecimiento o envejecimiento cutáneo acelerado e inducir cáncer de piel (fuente).

La aplicación tópica de filtros solares brinda protección contra los efectos dañinos del sol en la piel. Estos contienen moléculas activas que reflejan y dispersan la radiación UV y visible (protectores solares inorgánicos) o bien la absorben y luego reemiten energía en forma de calor o luz (protectores solares orgánicos), reduciendo la cantidad de radiación que penetra en la piel (fuente).

Pero estos productos pueden acumularse en el organismo y su uso frecuente, inducir efectos adversos. Debido a ello, se han realizado investigaciones con el fin de encontrar un protector solar natural con menos efectos secundarios. 

Protectores solares ¿naturales?

En la búsqueda de agentes de protección solar naturales que sustituyan o reduzcan la cantidad de agentes sintéticos, se han utilizado varios compuestos de origen natural con capacidad para absorber la radiación UV. Una serie de sustancias derivadas de plantas, algas y líquenes que han mostrado tener propiedades fotoprotectoras contra el daño cutáneo inducido por la exposición a los rayos UV (revisión).

Algunas investigaciones se han centrado en el propóleo. El propóleo o própolis es una sustancia resinosa que las abejas melíferas recolectan de varias plantas, mezclada con cera y otras secreciones. Y es también nuestro ingrediente en base, con el que elaboramos los productos naturales Propol-mel.

El propóleo es rico en flavonoides. Los flavonoides se encuentran entre los compuestos más activos de esta resina natural: actúan en diferentes procesos fisiológicos y realizan diversas funciones, entre ellas la de protección solar.

Própolis, fotoprotector + antioxidante natural

Estudios realizados en los últimos años han demostrado que el propóleo es un agente protector solar natural (estudio, estudio, estudio). Lo que se debe a sus propiedades fotoprotectoras (absorción de radiación UV) y antioxidantes (elimina radicales libres y ROS, especies reactivas de oxígeno) combinadas.

Esta «cola de abeja» y sus fenoles y flavonoides bioactivos (ácido cafeico, quercetina, kaempferol, etc.) muestran una alta acción antioxidante. Además, son eficaces como fotoprotectores UVB y UVA.

La combinación de ambas cualidades junto con su eficacia antienvejecimiento y antiinflamatoria convierte a este producto de la colmena en un potencial cosmecéutico (cosmético+fármaco) (estudio). Pudiendo, bien el própolis, bien sus componentes aislados, usarse como ingredientes activos en fórmulas comerciales de filtros solares al proteger la piel y prevenirla de daños.

labial de própolis

En este estudio in vitro reciente (2020), todos los extractos de própolis verde preparados mostraron una elevada absorción de radiación UVB. Al incorporar el extracto a un gel fotoprotector, la nueva fórmula presentó un factor de protección solar más alto y fue seguro para aplicarse sobre la piel.

Este producto natural de las abejas ha demostrado proteger contra la luz UV de forma similar o incluso mejor que algunos productos farmacológicos (estudio en ratones). Aplicado tópicamente, el própolis protege contra los daños causados por los rayos UVB de manera semejante al filtro de oxibenzona (componente orgánico de muchas lociones de protección solar). Y su suplementación oral ejerce acción fotoprotectora y antiinflamatoria similar o mejor que el tratamiento oral con Polypodium leucotomos.

El propóleo «protege contra los efectos oxidativos y fotodañosos de los rayos UVB [daños al ADN, citotoxicidad o disminución de la viabilidad de las células, oxidación de proteínas, etc.] y podría explorarse más a fondo como un agente prometedor para desarrollar estrategias antienvejecimiento naturales», concluía este otro estudio en modelos de piel humana.

Recapitulando…

El propóleo (tópico u oral):

  • Protege la piel contra la radiación UVA y UVB.
  • Protege de forma similar o mejor que tratamientos farmacológicos (oxibenzona, Polypodium).
  • Además de la propiedad de absorción de los rayos ultravioleta, este compuesto natural actúa como agente antioxidante y antienvejecimiento, antiinflamatorio e inmunomodulador, brindando mayor protección contra los efectos dañinos de la exposición a la radiación UV.

Por Elisabeth Lahoz

Además de própolis, nuestras cremas naturales y el protector labial natural tienen un alto contenido en manteca de karité, un filtro solar natural

El factor de protección solar del própolis o el karité no se puede cuantificar, por lo que no recomendamos el uso de nuestros productos específicamente para tomar el sol. No obstante, como acabamos de ver, su uso ayuda a proteger tu piel y prevenir los daños provocados por la radiación solar.

Puedes complementar las cremas con el ungüento de própolis, indicado en caso de quemaduras, irritación, inflamación y otros problemas cutáneos. 

Todos nuestros cosméticos a base de própolis los tienes en este enlace.

5/5 (3 Reviews)

Deja una respuesta