Cómo tomar polen. Tipos y formatos

Cómo tomar polen. Tipos y formatos

¿Qué cantidad de polen debo tomar al día?¿Y cuánto puedo dar a mi hijo/a?, ¿cómo lo tomo, en gránulos enteros o molido?, ¿solo o añadido a las comidas? Respondemos a estas y otras cuestiones sobre el consumo de polen de abeja.

En este artículo averiguarás:qué tipos y formatos de polen existen, cómo tomarlo para aprovechar todas sus cualidades, sugerencias e ideas para consumirlo y, por último, algunas precauciones a tener en cuenta a la hora de ingerir este producto de las abejas.

Polen de abeja: tipos y formatos

Recapitulemos. En posts anteriores del blog vimos qué es el polen de abeja, su composición, usos alimentarios y once beneficios potenciales para la salud. También los efectos positivos de este producto de la colmena en los niños. Puedes retomar los artículos aquí:

Tipos de polen hay muchos, dependiendo de su origen botánico o plantas de las que se extrae. Por su alto valor nutricional y propiedades, se comercializa y consume como alimento funcional, complemento alimenticio o suplemento dietético; los formatos habituales son dos:

  • Formato bolitas (en estado natural): gránulos pequeños y crujientes para agregar a comidas o bebidas. Por ejemplo, el polen Propol Mel es 100% natural, libre de residuos y además, viene en bolsas con cierre reutilizable.
  • Formato cápsulas (en polvo).

¿Cómo tomar el polen? Cantidad y modo de uso

Respecto a la cantidad diaria de polen, los estudios en los que este producto se emplea como suplemento para tratar determinadas patologías especifican lo siguiente: en adultos, de 3 a 5 cucharadas pequeñas (de café) cada día, lo que equivale a 20-40 g/día*. Y en niños, 1 o 2 cucharaditas al día en función de la edad, que equivalen a 7,5-15 g/día, o dosis superiores en casos de desnutrición, anemia infantil, etc.

En estos estudios, el polen de abeja es administrado en momentos del día y durante períodos de tiempo concretos. En la terapia combinada (junto con medicamentos) y en el tratamiento de enfermedades crónicas, normalmente se usa una dosis de polen menor. También el pan de abeja se suele administrar en cantidades más pequeñas o durante un período de tiempo corto, pues es un producto de acción más fuerte que el polen de abeja.

  • Como un alimento más en una dieta saludable, la cantidad de polen normal es de 1 a 2 cucharadas grandes (soperas) al día, y puede tomarse durante todo el año. Más abajo te damos algunas ideas para que disfrutes de este nutritivo y rico alimento natural y lo incorpores en tus «menús diarios».

Para aumentar la digestibilidad, es decir, la cantidad de nutrientes del polen que son finalmente digeridos y absorbidos por nuestro organismo, puedes triturar, moler, los granos de polen, o someterlos a agua tibia —también puedes emplear leche o jugos de frutas y verduras—. De este modo los granos se hinchan y, después de 2-3 horas, se agrietan y liberan sus principios.

Nota: Aunque bien masticado antes de tragar, el polen de abeja no triturado o molido es utilizado por el organismo solo en un 10-15 %. Tras la trituración mecánica y la liberación natural de las sustancias contenidas, su accesibilidad —biodisponibilidad— aumenta al 60-80 % (revisión, artículo).

Una vez molido, el polen sepuede mezclar con otros muchos productos, como yogures, miel, mermeladas, etc., o agregar a las comidas y bebidas. Más sugerencias, a continuación.

*Considerando que una cucharada pequeña contiene aprox. 7,5 gramos de polen.

Algunas sugerencias para tomar polen

Puedes tomar polen de abeja natural, por tanto:

  • Como alimento o complemento dietético, directamente en cucharadas (ver cantidad recomendada en el anterior apartado).
  • Muélelo y tómalo mezclado con miel, mermelada, mantequilla, requesón, o en cualquier bebida (leche, batidos, zumos, té…).
  • Añádelo a un yogur natural.
  • Ponlo sobre tu tostada en el desayuno, en los cereales o la avena.
  • Agrégalo a tus ensaladas.
  • Como ingrediente en tus postres, que realzará con su inigualable sabor natural.

El polen es fuente de proteínas, aminoácidos, lípidos, vitaminas y minerales. Por lo que no solo aportará sabor a tus comidas, también las hará más nutritivas.

Precauciones sobre el consumo de polen de abeja

Como ya vimos, el polen de abeja es un alimento o complemento alimenticio, por lo general, seguro. No obstante, algunas personas son alérgicas al polen ingerido, debiendo tenerse en cuenta el riesgo de reacción alérgica.

Se recomienda precaución antes de su ingesta, o cualquier otra forma de administración, en adultos y niños con predisposiciones atópicas. Y se desaconseja su consumo a mujeres embarazadas o en período de lactancia, así como a personas que tomen fármacos anticoagulantes (estudio).

En definitiva, en caso de duda o sospecha sobre alergia, consulta con el médico o pediatra antes de tomar polen.

Escrito por Elisabeth Lahoz

Además de Polen de abeja natural Propol-mel, ¡delicioso!, en nuestra tienda online encontrarás miel artesana y otros productos de alimentación a base de própolis 100 % naturales.

¿Te apetece probarlos? Haz clic aquí

5/5 (1 Review)

Deja una respuesta