En este momento estás viendo ¿Pueden tomar Miel las personas con Diabetes? ¿Qué dice la ciencia?

¿Pueden tomar Miel las personas con Diabetes? ¿Qué dice la ciencia?

De este producto apícola, la miel, conocíamos su acción antibacteriana o contra bacterias patógenas, resultando beneficiosa para la tos y la garganta, y sabíamos también que promueve la curación o que refuerza el sistema inmune.

Pero ¿miel para la diabetes

Durante mucho tiempo existe el mito de que la miel no se puede utilizar en la dieta del paciente diabético debido a su alto contenido en azúcares. Su consumo se ha desaconsejado durante muchos años y aún hoy se sigue demonizando; basta una búsqueda en internet por «Miel para la diabetes». Pero como ya dijimos en este otro post del blog, la miel no es solo azúcar, es la suma de sus componentes.

En este artículo te demostramos por qué la miel de abeja natural no solo no es perjudicial para las personas diabéticas, sino que es un sustituto del azúcar —u otros edulcorantes artificiales— que puede ayudar a prevenir y controlar esta enfermedad metabólica y sus complicaciones. No lo decimos nosotros, lo muestra la investigación reciente.

Miel y diabetes

La miel de abeja se ha utilizado en la medicina popular durante mucho tiempo, pero no es hasta las últimas décadas cuando la ciencia prueba y explica sus beneficios para la salud humana. Entre estos beneficios se encuentra el efecto hipoglucémico, es decir, para reducir los niveles de glucosa en sangre.

Pero primero veamos qué es la diabetes.

Qué es la diabetes

La diabetes mellitus es un trastorno metabólico crónico cuya característica esencial es el nivel alto de glucosa —o azúcar— en la sangre debido a una producción baja o nula de insulina, la hormona reguladora de la glucosa. Aunque presenta otros síntomas: aumento de la sed y el hambre, fatiga, incremento de la micción, visión borrosa y pérdida de peso. 

Es una de las principales enfermedades «modernas» (revisión, estudio, estudio); afecta a alrededor de 300 millones de personas en el mundo y se prevé que para 2030 la cifra ascienda a casi 440 millones (fuente). Puede estar determinada genéticamente o desarrollarse a lo largo de la vida, a cualquier edad.

Hay dos tipos fundamentales de diabetes: la diabetes tipo 1, causada por el propio sistema inmunitario que ataca y destruye la insulina, y la diabetes tipo 2, la más común, provocada por varios factores, siendo el más importante el estilo de vida (el sobrepeso u obesidad y el sedentarismo son factores de riesgo).

Miel de abeja, agente antidiabético natural

Diferentes estudios científicos publicados en los últimos años apoyan a la miel como un nuevo agente antidiabético que podría ayudar a manejar o controlar la enfermedad. Este producto apícola natural «puede usarse como un agente antidiabético que tiene el potencial de reducir las complicaciones de la diabetes», concluye esta revisión de estudios reciente.

La composición de la miel de abejas comprende más de 200 componentes, con fructosa, glucosa y agua como sustancias principales. 

¿Son estos azúcares naturales simples importantes en la dieta para prevenir y tratar la diabetes?

Se ha sugerido que la fructosa, minerales selectivos (selenio, zinc, cobre y vanadio), ácidos fenólicos y flavonoides podrían tener un papel en el efecto hipoglucémico de la miel (estudio, revisión, estudio, estudio).

Existe evidencia de que la fructosa tiende a reducir la glucosa en sangre (revisión, estudio, artículo). Lo que, entre otras cosas, puede deberse a un tiempo de vaciado gástrico más prolongado (artículo, artículo) y una reducción de la ingesta de comida (saciedad, efecto sobre las hormonas reguladoras del apetito) (estudio, estudio). 

Por otro lado, la glucosa de la miel mejora la absorción de la fructosa (estudio, estudio).

Miel vs. Azúcar

Entonces, ¿es la miel un buen sustituto del azúcar en la dieta de los diabéticos

El azúcar común o de mesa es un producto refinado, obtenido de diferentes fuentes naturales pero que sigue un proceso tecnológico que da lugar a una sustancia casi pura: la sacarosa (prácticamente 100 % sacarosa y cantidades muy pequeñas de otros componentes), muy utilizada en la vida moderna en la industria alimentaria.

La miel de abeja, por su parte, al ser un producto dulce natural tiene una composición compleja —además de fructosa y glucosa, contiene pequeñas proporciones de maltosa, sacarosa y otros azúcares naturales simples—, pero su índice glucémico (IG) y valor energético son en general más bajos que los del azúcar

NOTA: Decimos en general porque el IG varía en función del tipo de miel, según la relación fructosa/glucosa. Por tanto, cada una influye de manera diferente en los parámetros que se suelen medir para el control de la diabetes (fuente, fuente). Sobre todo, asegúrate de que tomas una miel de abeja pura, 100 % natural.

Un estudio mostró resultados prometedores cuando se usa miel en la dieta en comparación con dextrosa (glucosa) y sacarosa. En diabéticos, la miel en comparación con la dextrosa provocó un aumento significativamente menor del nivel de glucosa y una mayor elevación de la insulina en comparación con la sacarosa. ¿Conclusión? La miel de abeja causó una menor elevación de la glucosa en sangre en los diabéticos que la dextrosa y la sacarosa. 

En este otro estudio más reciente, 60 sujetos sanos de entre 18 y 30 años recibieron 80 g de miel y la misma cantidad de sacarosa disueltos en agua una vez al día durante 6 semanas. Se registró una reducción significativa del azúcar en sangre en ayunas en el grupo de miel al final del estudio en comparación con el grupo de sacarosa.

La miel natural «puede resultar un valioso sustituto del azúcar para sujetos con intolerancia a la glucosa o diabetes leve», concluyó el presente estudio (estudio, estudio).

Otros 5 beneficios de la miel para diabéticos

Tomada en cantidades moderadas durante un período de tiempo largo, la miel, a la vez que sirve como edulcorante, puede ser un complemento dietético natural útil para tratar la diabetes

Este producto de la colmena, tal como se afirma en esta revisión, puede proponerse como un complemento alimenticio tanto para personas sanas como para quienes padecen alteraciones en la regulación glucémica.

Los estudios hablan, además, de estos otros beneficios de la miel de abeja en personas diabéticas:

  • Protectora del páncreas. Dado que el estrés oxidativo está implicado y es el principal responsable del desarrollo de la diabetes mellitus, los efectos antioxidantes de la miel (ver)son muy importantes en el manejo de esta enfermedad. 

El páncreas es un órgano importante en la diabetes, porque secreta insulina y otra hormona reguladora de la glucosa: el glucagón. La miel podría proteger este órgano contra el estrés oxidativo y el daño con sus moléculas antioxidantes (estudio, estudio, estudio).

  • Hígado, riñón y colesterol. Además de reducir la hiperglucemia y el estrés oxidativo, el consumo de miel mejora otros trastornos o anomalías metabólicas asociados con la diabetes, como el daño hepático (hígado) (estudio) o el colesterol (aumento del colesterol HDL o «colesterol bueno») (ensayo clínico). 

Otra complicación diabética es la nefropatía o daño de los riñones; la miel mejora el estrés oxidativo y retarda el daño renal diabético (estudio, estudio).

  • Peso corporal, tensión y corazón. El consumo de miel a largo plazo puede reducir el peso (ver) tanto en pacientes sanos como en diabéticos en comparación con el consumo de azúcar, debido a una menor ingesta de alimentos/energía (saciante). 

También parece ayudar a controlar la presión arterial (ver) en pacientes con hipertensión y mejorar el estado cardiovascular en pacientes con enfermedad coronaria (estudio, estudio).

  • Combinación medicamentos+miel. La miel potencia el efecto de los fármacos antidiabéticos (metformina y glibenclamida), ofreciendo un efecto antioxidante adicional al de estos (estudio, estudio).
  • Agente terapéutico para tratar las heridas diabéticas (ver). Estas no son como las heridas normales; tardan más en cicatrizar o no sanan, lo que lleva a complicaciones que los fármacos convencionales no solucionan. Numerosos estudios muestran evidencia de tratamientos exitosos con miel de abeja contra las heridas de la diabetes en todo el mundo (revisión, estudio, ensayo clínico, estudio, estudio in vitro, artículo).

¿Cómo actúa la miel en la herida? Primero, sus antioxidantes luchan contra los microorganismos (acción antimicrobiana) y reducen la infección (estudio, artículo). Después, los mismos antioxidantes reducen los radicales libres y la inflamación (acción antiinflamatoria), lo que ayuda en el proceso de curación (revisión, artículo).

La composición de la miel (azúcares asimilables, vitaminas, aminoácidos y fenólicos) aumenta el oxígeno y los nutrientes en el área de la herida, estimulando el crecimiento de tejido (revisión, artículo). Su aplicación reduce asimismo el dolor, el tamaño de la úlcera de la herida y el tiempo de curación. Además —señalan los estudios— es natural, no es cara, es segura y no tiene efectos secundarios.

Junto con el tratamiento médico convencional o clásico, utilizando remedios de la medicina tradicional, incluido el uso de miel natural, las personas diabéticas pueden mantener el nivel normal de insulina en la sangre y su estado general de salud.

Como complemento natural en tu dieta diaria, la miel puede aportar múltiples beneficios a tu salud.

Las mieles Propol-mel son 100 % naturales, elaboradas artesanalmente de modo que conservan todos sus compontes y propiedades beneficiosas. Las encontrarás en nuestra Tienda online.

Por Elisabeth Lahoz

5/5 (2 Reviews)

Deja una respuesta