Asma y problemas respiratorios, ¿puede el própolis ayudarme a mitigarlos?

Asma y problemas respiratorios, ¿puede el própolis ayudarme a mitigarlos?

El própolis se usa desde hace siglos para prevenir y tratar las enfermedades respiratorias. Entre sus muchas aplicaciones en medicina y salud, este producto de las abejas se estudia como terapia natural para las alergias, la rinitis o el asma. Trastornos estos cada vez más habituales en las sociedades industrializadas como consecuencia de la contaminación ambiental.

Como protector del sistema respiratorio, el propóleo sirve para mitigar los efectos de la contaminación, los alérgenos y patógenos (bacterias y virus). Te contamos cómo puede este remedio natural ayudarte si padeces problemas respiratorios como los mencionados y, al final del post, te indicamos cómo debes tomarlo.

El propóleo y sus flavonoides para las infecciones respiratorias

El própolis o propóleo es un producto natural prometedor que ha sido, y es, muy estudiado por sus beneficios médicos y para la salud. Su alto contenido en flavonoides ha contribuido a que se utilice tradicionalmente para muchas enfermedades, en especial las enfermedades respiratorias.

También conocido como «cola de abeja», esta sustancia resinosa fortalece el sistema inmunitario y ayuda a prevenir infecciones del aparato respiratorio causadas por virus —es un potente antiviral—, como el resfriado común o la gripe. Así como a aliviar los molestos síntomas de estos trastornos, entre ellos la tos y el dolor de garganta (artículo, artículo, artículo). 

Además, el própolis y sus componentes activos tienen efectos antiinflamatorios, analgésicos o anestésicos (calman el dolor), antioxidantes y antialérgicos. Resultando, pues, eficaces para tratar afecciones respiratorias tales como la rinitis alérgica, la bronquitis o el asma.

Aliviar la rinitis con própolis brasileño

La rinitis es un trastorno inflamatorio de la mucosa nasal más comúnmente inducido por la exposición a alérgenos, bacterias o virus. Se caracteriza por provocar picor de nariz, estornudos, congestión y secreción nasal.

Un estudio investigó el efecto del própolis de Brasil sobre el frotamiento de la nariz y los estornudos en la rinitis alérgica de ratones, concluyendo que puede ser eficaz para aliviar dichos síntomas al inhibir la liberación de histamina, una sustancia química que se libera en el cuerpo durante las reacciones alérgicas. El própolis brasileño actuó como antihistamínico. 

Una sola administración del remedio natural no causó un efecto significativo en el frotamiento nasal ni los estornudos a una dosis de 1000 mg/kg. Pero sí se observó una inhibición significativa después de la administración repetida durante 2 semanas.

Alergias y asma. ¿Cómo actúa el própolis en los pulmones?

Según datos de la OMS, el asma afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo y lo sufren el 10 % de los niños de países industrializados. Esta enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias pulmonares es debida a la hiperreactividad a los alérgenos inhalados (ácaros, polen, humo del tabaco, contaminantes atmosféricos). Provoca una obstrucción del flujo de aire, inflamación de los bronquios e hiperactividad de las vías respiratorias (revisión, estudio en animales). 

El própolis es un antiinflamatorio natural. En estudios experimentales, ha reducido la inflamación de los bronquios y ejercido efectos broncodilatadores (estudio, estudio). Lo que lo convierte en «un agente terapéutico alternativo para el asma bronquial», tal como señala esta revisión de estudios reciente. 

En un estudio clínico se administró un extracto acuoso de propóleo al día durante 2 meses a pacientes con asma leve a moderada. ¿Resultado? Los pacientes tratados con el remedio mostraron una mejora de las funciones ventilatorias y una menor incidencia y gravedad de los ataques nocturnos. Esto se asoció, entre otras cosas, con una disminución de las citocinas proinflamatorias y un aumento de la citocina antiinflamatoria IL-10. 

En este otro estudio en ratones, 10 mg/kg diarios de CAPE, un derivado del ácido cafeico, a su vez ingrediente activo del propóleo, lograron atenuar la inflamación alérgica de las vías respiratorias y la hiperreactividad.

El propóleo y sus componentes son también poderosos agentes antioxidantes. El estudio anterior informó que el estrés oxidativo puede tener un papel crucial en el origen y desarrollo del asma bronquial, y, por su actividad antioxidante, CAPE es útil como terapia de ayuda para tratar la enfermedad.

¿Cómo tomar propóleo para el asma y otros problemas respiratorios?

El propóleo es un excelente aliado para manejar y combatir los problemas respiratorios

Toma 24 gotas de tintura de própolis de una a tres veces al día diluidas en agua, té, zumo o leche. O bien tintura de própolis verde de Brasil, con acción antibacteriana, antivírica y potenciadora del sistema inmune; en este caso recomendamos tomar 12 gotas igualmente de una a tres veces al día diluidas en líquido.

No obstante, en ambos productos, puedes aumentar la frecuencia de tomas según tu necesidad.

Puede ayudarte asimismo el espray bucal de própolis, indicado en procesos inflamatorios locales como irritación de garganta y otras molestias varias. Es muy fácil de usar: llévalo contigo y pulveriza de 2 a 4 veces en la boca tantas veces al día como necesites.

Por Elisabeth Lahoz

El própolis refuerza las defensas de tu organismo previniendo infecciones, especialmente las respiratorias. La tintura y el espray reducen la inflamación y mantienen la garganta protegida contra los alérgenos, y para calmar la tos son muy eficaces los caramelos balsámicos de própolis.

¡Ahorra con nuestros packs!

Pack tintura

Pack espray y caramelos

Pack garganta

5/5 (2 Reviews)

Deja una respuesta