En este momento estás viendo Los hongos, ¿qué son, por qué aparecen y cómo eliminarlos?

Los hongos, ¿qué son, por qué aparecen y cómo eliminarlos?

Crecen en ambientes húmedos y cálidos. Se contagian, bien por transmisión directa de persona a persona, bien a través de objetos «contaminados». 

Aprovechan un sistema inmune debilitado, deprimido, para hacer de las suyas. Pudiendo infectar la piel, las uñas u otras partes de nuestro cuerpo. 

Hablamos de los hongos.

Si los sufres, este artículo te interesa. En él explicamos qué son los hongos, dónde, por qué y cómo nos afectan. Por último, veremos cómo puedes eliminarlos de manera completamente natural.

¿Qué son los hongos? ¿Por qué y dónde aparecen?

Los hongos son, sin ahondar demasiado en términos científicos, microorganismos que requieren de otros seres vivos para obtener su alimento y que pueden proliferar sobre distintos medios o superficies. Los hay de muchos tipos. Llamamos hongos patógenos a aquellos que causan enfermedades en las personas (y otros organismos).

Se estima que unos 300 hongos son patógenos para los seres humanos (fuente).

¿Dónde o en qué partes del cuerpo aparecen? 

Algunos hongos están comúnmente presentes en nosotros. Cuando nuestro sistema inmunitario está sano no nos afectan ni provocan problemas, pero cuando este «enferma» —o sea, nuestras defensas bajan la guardia— aprovechan la ocasión para infectar. Esta es la razón por la que se les conoce como patógenos oportunistas.

Son regiones corporales habituales de infección por hongos: 

  • la piel, incluido el cuero cabelludo; 
  • el tracto respiratorio
  • el tracto gastrointestinal, y 
  • el tracto genital-urinario.

Tipos de Hongos y ¿qué enfermedades provocan?

Determinados hongos pueden causar enfermedades graves en los humanos. Es el caso de algunas especies patógenas de Candida (infecciones invasivas con una elevada mortalidad), Aspergillus (aspergilosis), Pneumocystis (forma de neumonía) o Cryptococcus (forma grave de meningitis). 

La infección por estos parásitos ocurre principalmente en pacientes inmunocomprometidos, es decir, con sistemas inmunitarios debilitados, como los que reciben quimioterapia o están infectados con el VIH (sida). También en niños prematuros o ancianos.

Si bien, otros hongos provocan afecciones comunes y menos graves. Afecciones fúngicas tales como:

Candidiasis

Candida es una levadura que se encuentra normalmente en el cuerpo humano. Pero, como hemos dicho, en condiciones de inmunosupresión puede darse un crecimiento excesivo anormal de este patógeno. 

Cuando se produce un desequilibrio de nuestra flora microbiana y el hongo se multiplica, provoca candidiasis o candidosis. La causante suele ser Candida albicans. En función de la zona afectada hablamos de candidiasis oral, vaginal, esofágica o candidosis en la piel.

Tiñas

Tiña es como se conoce comúnmente a una dermatofitosis, o micosis superficial que afecta a la epidermis o capa externa de la piel de cualquier parte del cuerpo: tronco, cara, manos, ingles, etc.

También a sus anexos: uñas y pelo. Respectivamente, tiña de las uñas (tinea unguium u onicomicosis) y tiña de la cabeza (tinea capitis).

Hongos en los pies

A esta tiña se la conoce como «pie de atleta» (tinea pedis) por su mayor probabilidad de contagio entre los deportistas. La infección afecta a los pliegues entre los dedos, la planta y el borde de los pies. 

El hongo persiste en superficies húmedas como baños, duchas, saunas, piscinas y gimnasios, así como en toallas o sábanas contaminadas. Además, mantener el pie con sudor por largo tiempo dentro de un calzado cerrado crea un ambiente cálido, húmedo y oscuro propicio para el parásito.

¿Cómo eliminarlos? Própolis contra los hongos

El propóleo es un antimicótico o antifúngico natural. Una sustancia que tiene la capacidad de evitar el crecimiento de algunos tipos de hongos y levaduras, e incluso de provocar su muerte.

Es más, esta resina elaborada por las abejas se considera uno de los mejores antibióticos naturales también contra otros parásitos (bacterias, virus). Lo que se debe a su alto contenido en flavonoides y compuestos fenólicos.

El extracto de própolis ha demostrado en diversos estudios ser un tratamiento alternativo eficaz frente a las infecciones por hongos (estudio). Se trata de un fungicida muy activo contra los hongos que infectan las mucosas, especialmente C. albicans (estudio en candidiasis oral, estudio, estudio). 

En concreto, el própolis puede aportar los siguientes beneficios en cuanto a prevención y eliminación de hongos:

  • Aplicados tópicamente, ungüento de propóleo y cremas pueden también aliviar los síntomas de la infección, como inflamación y prurito (picor).
  • Al mismo tiempo, favorecen la curación y aceleran la cicatrización de las erupciones y lesiones en la piel ocasionadas por el hongo. 
  • La pomada ejerce asimismo una acción antibiótica específica para acabar con la onicomicosis u hongos en las uñas.

Este producto de la colmena es, además, un inmunoestimulador de las defensas. Estimula o refuerza el sistema inmune frente a las infecciones por estos u otros patógenos oportunistas.

Por Elisabeth Lahoz

Quizá te interesen también estos otros posts del blog:

Cómo ayuda el propóleo a combatir la candidiasis.

Cómo evitar hongos y humedades con gel de baño natural.

Todos nuestros productos de cosmética y alimentación, elaborados con própolis 100 % natural, los tienes en nuestra Tienda online.

5/5 (2 Reviews)

Deja una respuesta